Cree en grande.
CONMEBOL

Mundial de Clubes: Marcelo Barovero, el hombre tranquilo que debe frenar a Luis Suárez

×

Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: varnish. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1138 of /data/www.conmebol.com/public_html/includes/bootstrap.inc).
Imprimir
Mundial de Clubes: Marcelo Barovero, el hombre tranquilo que debe frenar a Luis Suárez

Con sus escasos 1,80 metros y 70 kilos pocos pensarían a primera vista que están ante un arquero del máximo nivel, pero el capitán de River Plate Marcelo Barovero espera que el temple que le caracteriza sirva para frenar a Luis Suárez y las estrellas del Barcelona el domingo.

"Es una figura con cara de oficinista, nosotros lo comparamos con Iniesta", explica uno de los periodistas desplazados a Japón que sigue la actualidad de River Plate.

Su última demostración llegó el miércoles en semifinales, en 20 minutos para el olvido en los que River Plate pudo tirar por la borda su aspiración de desafiar al campeón de Europa por el Mundial de Clubes.

Sin un grito ni un gesto de alteración hacia su superada defensa, Barovero encadenó tres paradas sobresalientes para evitar que el Sanfrecce Hiroshima abriera el marcador.

"Gracias a Dios me tocó actuar de buena manera y contribuir", relativizó tras el duelo, que el equipo argentino ganó 1-0.

En dos ocasiones ante un Yusuke Minagawa que terminó desesperado y en otra acción frente a Yusuke Chajima Barovero exhibió sus cualidades: Reflejos, temple y efectividad evitaron el gol local.

Fue el único jugador al que su técnico Marcelo Gallardo nombró en la rueda de prensa: "Sus paradas fueron fundamentales, es un arquero de un temple enorme, cuando tiene que aparecer aparece".

- 'Escalando una montaña' -

A Barovero el éxito le ha llegado en la treintena (31). Hasta los 23 años jugó en segunda división, en el Atlético Rafaela, su club de formación.

Sus buenas actuaciones -fue elegido dos veces mejor arquero del campeonato-, le llevaron a Huracán, donde jugó un año antes de enrolarse cinco cursos con Velez Sarsfield.

En 2012 le llegó la gran oportunidad, participar en la reconstrucción de un gigante como River Plate tras su traumático paso por la segunda categoría.

"Hace dos años que venimos escalando una montaña, de forma progresiva. Es importante todo esto sobre todo por cómo se ha dado", dijo del grupo de jugadores que ha ganado cuatro títulos internacionales en un año para Los Millonarios.

Arquero de grandes apariciones puntuales cuyo punto débil es el juego por alto debido a su escasa altura, ha estado en algunas convocatorias de la selección argentina, pero nunca tuvo continuidad en el grupo.

- Posible regreso a los orígenes -

En el polo opuesto del futbolista moderno, Barovero, amante de la vida de campo y de tomar mate, ha dejado caer que no es feliz en la gran ciudad.

Finaliza contrato en seis meses con River Plate y podría no renovar para regresar al Atlético Rafaela, alejado del estrés que le provoca Buenos Aires.

Pero antes se enfrentará al gran reto de su carrera, ser capaz de poder frenar al mejor ataque del mundo; Luis Suárez -autor de un triplete en semifinales-, Neymar y Lionel Messi, siempre que los dos últimos estén finalmente en disposición de jugar la gran final.

"Con estar en la final yo ya soy feliz. Es un partido que hay que medirse y jugarlo, que la cabeza se libere y que sepamos que estamos ante una oportunidad única para cada uno de nosotros", concluyó el miércoles.

por Pablo MELIAN/AFP

Foto. AFP

Edición: conmebol.com