Cree en grande.
CONMEBOL

Mundial de Clubes: River Plate busca ser el mejor del mundo por segunda vez en su rica historia

×

Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: varnish. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1138 of /data/www.conmebol.com/public_html/includes/bootstrap.inc).
Mundial de Clubes: River Plate busca ser el mejor del mundo por segunda vez en su rica historia

Las hojas han ido quedando amarillentas por el insobornable paso del tiempo. Pasaron 29 años desde aquella jornada del 14 diciembre de 1986, cuando River Plate se había dado el gusto de gritarle al mundo que era el mejor equipo del planeta tras ganarle al Steaua Bucarest por 1-0 en el estadio Nacional de Tokio.

Sin dudas que 1986 ha quedado marcado en letras doradas en la imponente historia de la institución argentina. En el mes de marzo, y luego de casi cinco temporadas, se quedó con el torneo local, por 10 puntos de ventaja sobre sus perseguidores. Y en octubre saldó la vieja deuda al levantar la Copa Libertadores de América.

Ese lauro le posibilitó viajar a Japón para disputar la Copa Intercontinental ante el Steaua Bucarest, sorprendente vencedor de Barcelona en la final de la Champions League. Aquel 14 de diciembre se presentó nublado, frío y plomizo en la capital nipona, pero ese equipo dirigido por Héctor “Bambino” Veira estaba ajeno a cualquier avatar climático o externo y absolutamente convencido de su manera de jugar: sólida defensa, dinámico mediocampo y velocidad para el contragolpe.

Y gracias a esa velocidad para jugar, logró el gol de la gloria. Fue a los 28 minutos, cuando Norberto Alonso, haciendo valer su inmensa categoría, hizo rápido un tiro libre, habilitando a Antonio Alzamendi, quien le ganó la espalda a los defensores ingresando por la derecha, su remate dio el poste, rebotó en el arquero y apenas se elevó, el efectivo delantero uruguayo la mandó de cabeza al fondo del arco. A partir de allí, el cotejo le calzó a la perfección como un traje a medida: dejó que su rival tuviera el balón, para utilizar la contra.

Los minutos pasaron y el pitazo final del árbitro decretó la fiesta de todo el pueblo riverplatense, que gritó campeón del mundo. Ese mismo grito que quiere repetir, 29 diciembres más tarde.

Formación del campeón – River Plate: Nery Pumpido; Jorge Gordillo, Nelson Gutiérrez, Oscar Ruggeri, Alejandro Montenegro; Héctor Enrique, Américo Gallego, Roque Alfaro (Daniel Sperandío); Norberto Alonso; Antonio Alzamendi, Juan Funes.

Eduardo Bolaños/conmebol.com

Fotos: internet