Cree en grande.
CONMEBOL

Colombia recupera la fe y el ‘Tigre’ la alegría

Colombia recupera la fe y el ‘Tigre’ la alegría

Un triunfo estratégico para mantener la fe en la clasificación: Colombia goleó y gustó ante Polonia (3-0) con un gol de su estelar y capitán Radamel Falcao García, que cumplió un anhelo postergado hace 4 años.

Juntar a los estregas James Rodríguez y Juan Fernández Quintero para la gestación del juego; ubicar al experimentado Abel Aguilar (que se retiró lesionado) en la contención medular y buscar seguridad en la zaga defensiva y ventaja en el juego aéreo con el ingresado de Yerry Mina, fueron las valoraciones que tuvo en cuenta el DT José Pékerman para cambiar su esquema ante Polonia.

La táctica fue tan perfecta y efectiva que Colombia fue dominador casi exclusivo de las acciones. A ello se les suma las actuaciones individuales como las incursionas de Juan Cuadrado, incontenible en el andarivel izquierdo de la defensa polaca.

Mina ganó en los cielos y se adelantó a los guantes del portero Szczesny para el primer grito, tras un pase a la cabeza de James Rodríguez que, posterior a la acción, se ganó los elogios de su adiestrador. “Sos un crack”, le dijo Pékerman al creativo durante el festejo del tanto.

"No puedo negar la satisfacción porque más de una vez creímos que podía ser importante esta sociedad en función del resto", analizó el entrenador argentino, en su segundo mundial consecutivo con la Tricolor.

La selección ‘cafetera’ estuvo bien compenetrada y segura de su cometido, combativa, solidaria, inspirada y lucida para el juego colectivo, el más claro: Juan Quintero, el hombre de River Plate tuvo buen tino para los pases, justamente de sus pies se gesta el gol del temible ‘Tigre’ Falcao.

"Es un emblema de la selección, del fútbol colombiano, y estamos siempre esperando que él pueda concretar goles, que pueda estar como estuvo hoy (ayer). Que hoy (ayer) haya convertido es sumamente importante para el partido y para lo que vendrá", manifestó Pékerman.

-“Un sueño de niño”-

Mientras sus compañeros se alejan llenos de algarabía, el ‘Tigre’ se toma su tiempo y es difícil no conmoverse al verlo de rodillas, con los brazos en alto en agradecimiento al Señor por la bendición, cuando nadie creía, él no perdía la fe, las ganas y hoy lo disfruta como cuando lo soñó.

"Esto es un sueño que la realidad supera cualquier expectativa. Este es un sueño que tenía desde niño", reveló Radamel Falcao tras anotar su primer gol en Copas del Mundo, recordando que se perdió la cita 4 años atrás por una lesión.

Quintero con su zurda mágica tuvo en la mira la posición del ‘Tigre’ que, cuan si fuera una fiera, esperó agazapado la habilitación del talentoso volante. Quirúrgicamente llegó el esférico hasta los pies del ‘Tigre’ quien, con terreno y tiempo a su dispersión, definió magistralmente con el exterior del pie derecho para desatar el júbilo colombiano.

Una jugada exquisita para el segundo tanto del equipo sudamericano, ratificando su superioridad ante los europeos. Otro punto alto fue Cuadrado, que vio coronar su alegría con un bonito tanto en la guinda de la victoria, nuevamente con un efectivo pase del ‘crack’ James Rodríguez.

“Este triunfo se lo queremos dedicar muy especialmente a Carlos Sánchez, que esta semana la ha pasado muy mal con las informaciones que han llegado desde Colombia", sostuvo el entrenador argentino visiblemente afectado.

'La Roca' Sánchez, expulsado a los 3’ minutos en la derrota 2-1 ante los 'Samuráis Azules', fue presuntamente amenazado de muerte por usuarios de redes sociales que lo responsabilizaron por la caída del combinado en la primera fecha.

Colombia recobró parcialmente la sonrisa, “nos queda otra final”, sostiene mesuradamente el técnico Pékerman, sabiendo que “estamos aún fuera de los octavos, necesitamos ganar a Senegal”.

Sin embargo, Colombia recuperó el rumbo y encontró su juego. Las claves están y, con sacrificio y apostando a Creer en Grande, se alinearán para efectivizar la clasificación, otro boleto más para la CONMEBOL.

 

 

 

 

El análisis de CONMEBOL.com