Cree en grande.
CONMEBOL

La falta de público empaña un Mundial Sub-20 de alto nivel

×

Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: varnish. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1138 of /data/www.conmebol.com/public_html/includes/bootstrap.inc).
La falta de público empaña un Mundial Sub-20 de alto nivel
El Mundial Sub-20 de fútbol de Turquía-2013, donde se coronó este sábado Francia, podía haber pasado a la historia como uno de los más exitosos de la historia, pero quedó empañado por la baja asistencia de público, la peor de los disputados hasta el momento.

Estadios semivacíos y ambiente en ocasiones más propio de un entrenamiento que de un partido de una Copa del Mundo marcaron la disputa de los partidos, incluso en las últimas rondas.

"El comentario negativo que debo hacer es algo por lo que estamos desilusionados, que es la asistencia de espectadores. El fútbol es muy importante en Turquía, pero por algún motivo no hemos podido ver una buena asistencia a los estadios", admitió Jim Boyce, presidente del Comité Organizador de la FIFA, el viernes en una rueda de prensa en Estambul.

Antes de los dos últimos partidos, por el tercer puesto y la final de este sábado en Estambul, la asistencia total había sido de 261.509 espectadores, con una media de 5.230 asistentes por partido.

Sumando los de estos dos últimos encuentros, unos 30.000 entre los dos aproximadamente, la cifra quedaría por debajo de los 300.000, un balance muy decepcionante, sobre todo porque el torneo venía de batir récords de asistencia en las últimas ediciones.

Es el dato medio más bajo de la historia del torneo, que rebaja el récord negativo que tenía Holanda-2005, donde la media de espectadores fue de 9.667 por encuentro.

En la anterior edición, en Colombia-2011, se había batido la plusmarca positiva de número de espectadores en los estadios, con una suma total de 1.309.929 y una media de 25.191 asistentes por partidos.

Boyce deseó que este mal dato no tengo efecto en eventos futuros en Turquía y que no dañe las aspiraciones de Estambul de ser sede olímpica en 2020 o los anhelos futuros de poder albergar un Mundial absoluto.

"Por lo que nos sentimos mal es con el aspecto del público. No ha estado al nivel que esperábamos", admitió el presidente del Comité Local de Organización (LOC), Servet Yardimci, también en una comparecencia ante la prensa el viernes.

Fue el punto oscuro de una organización por lo demás exitosa, que funcionó bien en los transportes pese al caótico tráfico turco, especialmente en Estambul, y donde los estadios presentaron condiciones de calidad, especialmente en lo referente al estado del terreno de juego, perfecto para el juego.

En lo referente al juego, fue un torneo donde la calidad estuvo a la altura de las expectativas, con jugadores que han confirmado que tienen un futuro más que esperanzador, y una marca anotadora positiva, con un total de 152 tantos, lo que supone una media de 2,92 por partido.

El dato supera sensiblemente al de la anterior edición, Colombia, donde se consiguió un total de 132 en los 52 encuentros, para una media de 2,54.

Turquía-2013 se quedó a 15 tantos del récord anotador en una edición del Sub-20, que tiene Egipto-2009, con 167 dianas.

La próxima edición del torneo viajará hasta Oceanía, a Nueva Zelanda, donde la prioridad será transmitir a la población local el entusiasmo por esta competición, que la FIFA insiste en considerar la segunda en importancia de las que organiza, sólo por detrás de Copa del Mundo absoluta.

Por Diego REINARES/AFP

Foto: AFP

Edición: conmebol.com