Cree en grande.
CONMEBOL

Godín, un gladiador histórico

Godín, un gladiador histórico

Diego Godín, capitán de la Celeste, hizo historia en Nanning, en la final de la China Cup disputada este lunes 25 ante Tailandia, al convertirse en el jugador que ha disputado más partidos con la selección de Uruguay, con 126.

Conocido como el ‘Faraón’ es un férreo zaguero central, de gran despliegue en el juego aéreo y de segura marca con alma de gladiador, actualmente capitán del Atlético de Madrid y de la selección de Uruguay.

Godín, que igualó en la semifinal ante Uzbekistán la marca de Maxi Pereira, se situó en lo más alto de la tabla en la que otros exatléticos como el delantero Diego Forlán y Cristian Rodríguez son tercero y cuarto con 113 y 110 encuentros.

Los delanteros Edinson Cavani (109) y Luis Suárez (106), ausentes en este torneo chino por problemas físicos, son los siguientes en la relación de futbolistas uruguayos con más internacionalidades.

“Orgulloso de tener el récord en la historia de la selección. Ni en mis mejores sueños me hubiese imaginado esto", dijo el dueño del brazalete de capitán celeste.

Los principales logros de Godín con la Celeste son la Copa América de 2011, en la que tan solo pudo disputar unos minutos por una lesión, y la cuarta plaza en el Mundial de Sudáfrica.

Nacido en Rosario el 16 de febrero de 1986, el capitán charrúa debutó con la selección absoluta el 26 de octubre de 2005 en un amistoso ante México en Guadalajara y ha participado en los Mundiales de 2010, 2014 (octavos de final) y 2018 (cuartos). En estos años ha conseguido, además, marcar, ocho goles.

Godín celebró este día histórico con la consecución de la China Cup. El conjunto de Óscar Washington Tabarez, que preparó en el país asiático su participación en la Copa América de Brasil 2019, ganó en la final, disputada en el Guangxi Sports Center de Nanning, a Tailandia por 4-0 con tantos de Matías Vecino, Gastón Pereiro y Cristhian Stuani.

El 'Faraón', fue sustituido a los 70 minutos por Mathías Suárez, cuando el partido estaba ya definido con los tres goles. Maxi Gómez, delantero del Celta, cerró la cuenta poco antes del final.

 

 

 

 

CONMEBOL.com / EFE